Drago Milenario

Drago Milenario

Uno de los símbolos naturales más importantes de Tenerife

El Drago Milenario de Icod de los Vinos es uno de los símbolos naturales más importantes de Tenerife y de las Islas Canarias. Fue declarado monumento nacional en 1917.

Se considera el más antiguo de Canarias, pero como los dragos no tienen tronco leñoso (no tienen anillos anuales), la datación de los ejemplares es muy difícil. En la actualidad, la edad del árbol se estima entre 800 y 900 años.

Mide 17 metros de altura, tiene una circunferencia de 20 metros en la base y pesa 150 toneladas, sin incluir las raíces. El tronco tiene una enorme cavidad en forma de chimenea, de más de 6 metros de altura, en la que se ha instalado un ventilador para facilitar la circulación del aire y evitar la proliferación de hongos.

El Drago Milenario ha dado un gran impulso a la economía del pueblo. Cada día, numerosos turistas acuden a admirarlo y a degustar los deliciosos vinos y licores que aquí se ofrecen.

Desde hace miles de años, el mítico Drago de Canarias (dracaena draco) está rodeado de un halo de misterio que aún perdura. Cuenta la leyenda que los dragos se transforman en dragones después de morir.


En Canarias hay varios dragos impresionantes. El botánico y naturalista Humboldt observó en el siglo XVIII un enorme drago en los jardines de Franchy (La Orotava), de 25 metros de altura y 23 de circunferencia, pero el viento se lo llevó en 1867.

Sangre de drago

La savia del drago, que se obtiene cortando la corteza, se vuelve roja al entrar en contacto con el aire, por lo que también recibe el nombre de «sangre de dragón». Esta savia es muy apreciada desde la antigua Roma, donde se utilizaba como tinte y panacea para todas las enfermedades. El interés por la «sangre de dragón» continuó en el continente europeo hasta la Edad Media.

Abrir chat
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?