Acantilado de los Gigantes

Acantilado de los Gigantes

Una maravilla natural que deja a los visitantes sin aliento

Los imponentes acantilados de Los Gigantes en Tenerife, España, son una maravilla natural que deja a los visitantes sin aliento. Este impresionante accidente geográfico se encuentra en la costa oeste de la isla, creando un paisaje majestuoso que combina la fuerza del océano Atlántico con la imponencia de paredes rocosas que se elevan verticalmente desde el nivel del mar hasta alturas vertiginosas.

Con alturas que superan los 500 metros en algunos puntos, los acantilados de Los Gigantes dominan el horizonte y ofrecen un espectáculo visual inigualable. Las rocas volcánicas que forman este monumento natural exhiben tonalidades que van desde el negro oscuro hasta el ocre brillante, creando un juego de colores que cambia con la luz del sol.

Desde el mirador de Los Gigantes, los visitantes pueden admirar la vastedad del océano extendiéndose hasta el horizonte, mientras las olas rompen contra la base de los acantilados con un estruendo que resuena en la tranquilidad del entorno. La inmensidad del paisaje se presta a la contemplación y la reflexión, ofreciendo un escape de la rutina diaria y permitiendo conectar con la naturaleza en su forma más salvaje.

La biodiversidad marina que rodea los acantilados también es digna de mención. Aguas cristalinas revelan la presencia de vida submarina, desde peces tropicales hasta tortugas marinas que se desplazan con gracia. La preservación de este entorno natural es esencial para mantener este ecosistema único.

Los amantes de la aventura pueden explorar estos acantilados desde el mar a través de excursiones en barco que ofrecen una perspectiva completamente diferente. Las cuevas marinas y formaciones rocosas añaden un toque de misterio a la experiencia, invitando a los exploradores a sumergirse en la magia de este rincón de Tenerife.

En definitiva, los acantilados de Los Gigantes son un tesoro natural que encapsula la grandeza y la belleza de la isla de Tenerife. Ya sea disfrutando desde un mirador panorámico o explorando sus profundidades desde el mar, este monumento natural ofrece una experiencia única que perdura en la memoria de quienes tienen la fortuna de contemplarlo.

Filtrar por

No hay reseñas todavía. Sé el primero en escribir una.

Parque Nacional del Teide

Parque Nacional del Teide

Un paisaje de otro mundo…

El Parque Nacional del Teide es un parque nacional situado en la isla de Tenerife, en las Islas Canarias, España. Fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 2007.

El parque se encuentra en el centro de la isla y tiene una superficie de 18.990 hectáreas. Su principal atracción es el volcán Teide, que con 3.718 metros de altura es el pico más alto de España y uno de los más altos del mundo. El paisaje lunar del parque, con sus formaciones rocosas, campos de lava y cráteres, lo convierte en un lugar único y de gran interés científico.

El Parque Nacional del Teide ofrece numerosas rutas de senderismo para explorar su entorno natural. Una de las más populares es la ascensión al pico del Teide, que requiere de un permiso especial y de una buena condición física. También se puede visitar el teleférico del Teide, que lleva a los visitantes hasta cerca de la cima del volcán.

Además de su belleza natural, el parque alberga una gran cantidad de flora y fauna endémica. Entre las especies más destacadas se encuentran el tajinaste rojo, el pinzón azul y el lagarto tizón.

El Parque Nacional del Teide recibe más de 4 millones de visitantes al año, por lo que es importante planificar la visita con antelación y reservar los permisos necesarios para realizar determinadas actividades.

Drago Milenario

Drago Milenario

Uno de los símbolos naturales más importantes de Tenerife

El Drago Milenario de Icod de los Vinos es uno de los símbolos naturales más importantes de Tenerife y de las Islas Canarias. Fue declarado monumento nacional en 1917.

Se considera el más antiguo de Canarias, pero como los dragos no tienen tronco leñoso (no tienen anillos anuales), la datación de los ejemplares es muy difícil. En la actualidad, la edad del árbol se estima entre 800 y 900 años.

Mide 17 metros de altura, tiene una circunferencia de 20 metros en la base y pesa 150 toneladas, sin incluir las raíces. El tronco tiene una enorme cavidad en forma de chimenea, de más de 6 metros de altura, en la que se ha instalado un ventilador para facilitar la circulación del aire y evitar la proliferación de hongos.

El Drago Milenario ha dado un gran impulso a la economía del pueblo. Cada día, numerosos turistas acuden a admirarlo y a degustar los deliciosos vinos y licores que aquí se ofrecen.

Desde hace miles de años, el mítico Drago de Canarias (dracaena draco) está rodeado de un halo de misterio que aún perdura. Cuenta la leyenda que los dragos se transforman en dragones después de morir.


En Canarias hay varios dragos impresionantes. El botánico y naturalista Humboldt observó en el siglo XVIII un enorme drago en los jardines de Franchy (La Orotava), de 25 metros de altura y 23 de circunferencia, pero el viento se lo llevó en 1867.

Sangre de drago

La savia del drago, que se obtiene cortando la corteza, se vuelve roja al entrar en contacto con el aire, por lo que también recibe el nombre de «sangre de dragón». Esta savia es muy apreciada desde la antigua Roma, donde se utilizaba como tinte y panacea para todas las enfermedades. El interés por la «sangre de dragón» continuó en el continente europeo hasta la Edad Media.

Cueva del Viento

Cueva del Viento

Es el mayor túnel o tubo volcánico de Europa

La Cueva del Viento-Sobrado se encuentra en el municipio de Icod de Los Vinos, en la ladera norte del Teide.
El complejo subterráneo Cueva del Viento-Sobrado es el mayor túnel o tubo volcánico de Europa y el tercero del mundo, con más de 17 kilómetros de longitud. Se formó por las coladas de lava del volcán Pico Viejo, situado junto al Teide.

La Cueva del Viento es muy compleja por dentro y tiene tres niveles con diferentes pasadizos y varias salidas. Presenta diversas estructuras geomorfológicas, como simas, terrazas y otras formaciones de lava.

La visita a la cueva requiere calzado para caminar (preferiblemente botas), comienza en el centro de visitantes, dura unas 2 horas y la distancia total a pie es de 1.200 m. Un vehículo lleva al grupo (máximo 15 personas) hasta las inmediaciones de la entrada de la cueva. Tras un breve paseo por una zona de cultivos de baja montaña y pinares y por un antiguo camino real, se llega a la cueva.

Tajinaste Rojo del Teide

Tajinaste Rojo del Teide

Las flores son de color rojo coral y pueden alcanzar los 3 m de altura.

El tajinaste rojo, también llamado Sangre del Teide, es originario de las Islas Canarias, especialmente de Tenerife. Es un arbusto que forma una roseta de hojas muy densas, lanceoladas, de las que las inferiores son más largas que las superiores y de color plateado. Las flores son de color rojo coral, de ahí su nombre, y tienen forma puntiaguda. Puede alcanzar los 3 m de altura.

El tajinaste rojo se da en las Cañadas del Teide, La Fortaleza, Valle de Ucanca y cerca del Parador Nacional y es una planta localmente común. Es la especie más representativa de Las Cañadas, una de las zonas florísticas más interesantes de toda la Macaronesia. Coexiste con otras tajinastes, como la menos común tajinastes azul, endémica de la zona.

Esta planta es una especie muy importante para la producción de miel, ya que es una de las flores preferidas de las abejas en Tenerife gracias a su gran abundancia de polen y néctar. La miel obtenida es monofloral y tiene denominación de origen. Tiene un sabor suave y cremoso y un aspecto cristalizado con un color claro entre blanco y beige.

Abrir chat
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?